Can Baladia, las horas doradas de la burgesia Catalana

Publicado por: Can Baladia En: Root En: Comentario: 0 Golpear: 1610

Can Baladia, las horas doradas de la burgesia Catalana

Can Baladia, las horas doradas de la burgesia Catalana

El documental 'Abans que el temps ho esborri' aprovecha las filmaciones privadas de una treintena de familias

Todo arranca con el pequeño emporio textil que la tía-tatarabuela Ramona Soler consolida a principios del siglo XX en Mataró. A su vera se alza la mansión de Argentona. El heredero de esta señora temible, a quien en la familia llaman Padrí, será un buen burgués al estilo del Joaquín Rius pintado por Agustí en su novela 'Mariona Rebull'. Al igual que Rius, el Padrí Jaume Baladía se ve engañado por su mujer y tiene un hijo golfo que se funde el patrimonio, mientras él acude día a día a la fábrica a tutelar el cumplimiento de sus trabajadores. El cuñado del Padrí es nada menos que Pompeu Fabra, a quien ayudará económicamente en los años del exilio.

El hijo derrochador, Gip, vive a tope el mundo dorado de la Costa Brava en los años treinta, junto con el pintor Sert y su mujer Roussy Mdvani en el Mas Juny. Roussy pertenecía a una familia de falsos aristócratas georgianos, y sus
hermanos habían contraído matrimonio con las actrices Pola Negri (Serge) y Mae Murray (David). El menor, el falso príncipe Alexis Mdvani, era la estrella de la familia. Primero se casó con la heredera Barbara Hutton y después cosechó una amplia lista de conquistas. La época dorada de Mas Juny se cierra con el accidente mortal de Alexis, cerca de Albons, cuando conducía hacia la estación de Portbou con su amante, la baronesa Maud von Thyssen, que quedó desfigurada. Un fascinado Salvador Dalí dejó escrito en su 'Vida secreta' que "se podría esperar un siglo a que volvieran a producirse tales seres".

Después de la guerra, Gip pasa varios años viviendo en el Palace madrileño y luego retorna a Cadaqués. Entre medio, el ambiente y las convenciones sociales de la clase alta catalana han cambiado radicalmente.

Comentarios

Deje su comentario